AMD Radeon™ News

El superordenador dentro de tu PC

Facebook Twitter AMD Radeon™ News

¿Cansado de contemplar tu ordenador inutilizado mientras descargas vídeos o imágenes digitales? La tarjeta gráfica llega en tu rescate.

¿No puedes esperar a enseñar a tus amigos y familia el vídeo de tu hija metiendo el gol de la victoria en el partido del fin de semana pasado? ¿Enciendes una aplicación para transferir el vídeo a tu smart phone y... te quedas esperando, incapaz de añadir tus comentarios al clip porque los recursos de tu PC no funcionan?

Las nuevas aplicaciones de codificación de vídeo, procesamiento de fotos digitales y vídeo Web de alta definición, demandan más potencia que nunca. Esto es debido a que trabajan con inmensas cantidades de datos similares. Aunque el procesador principal está diseñado para ejecutar diversas aplicaciones diferentes y trabajar con pequeñas cantidades de diferentes tipos de datos, no puede gestionar con eficiencia grandes cantidades de datos similares como los de vídeo y otros gráficos. Para este trabajo, necesitas un tipo de procesador muy diferente.

Aquí llega la GPU, o unidad de procesamiento de gráficos. La GPU a menudo reside en una tarjeta gráfica que se coloca en una ranura para tarjetas del ordenador, y está diseñada específicamente para manejar las tareas que utilizan muchos gráficos. De hecho, la combinación de una CPU y una de nuestras últimas tarjetas gráficas AMD Radeon™ HD Serie 6800, puede llevar a cabo este tipo de tareas mucho más rápido que la CPU por sí sola.

Hasta hace poco, los jugadores eran los que mostraban más interés en un hardware con tarjetas gráficas incorporadas. Pero ya no son los únicos. Las tarjetas gráficas 3D que posibilitan juegos espectaculares, requieren de un ordenador que procese enormes cantidades de datos similares, como los necesarios para transferir el vídeo del partido de fútbol antes mencionado. A medida que se populariza la trascodificación de vídeo y la edición de fotografías, los usuarios que no son aficionados a los juegos demandan las mismas capacidades, y la tarjeta gráfica se ha convertido en un elemento indispensable.

La tarjeta gráfica puede ayudar a la CPU a proporcionar una mejor experiencia en numerosos escenarios. Por ejemplo, puede acelerar vídeo en HTML5, Adobe Flash o Microsoft Silverlight. La navegación con aplicaciones gráficas como Coollris es más rápida. Y las nuevas tarjetas gráficas permiten asombrosos efectos cinemáticos en los juegos de 3D. Las últimas versiones de navegadores de Google, Mozilla y Microsoft funcionan mejor con una tarjeta gráfica, así como las aplicaciones que usan WebGL, un nuevo estándar en 3D.

Si utilizas algo de lo mencionado, añadir una tarjeta gráfica AMD Radeon™ puede ser una buena manera de mejorar tu sistema al instante. En muchos casos, puede ser la mejor opción para instalar más memoria de acceso aleatorio. La memoria RAM acelera la transferencia de datos hacia y desde el procesador, pero una tarjeta gráfica acelera de forma significativa el procesamiento mismo en una gran variedad de aplicaciones populares. Frente a la solución tradicional de “añadir más RAM” para mejorar el rendimiento del sistema, se está imponiendo la idea de “añadir una nueva tarjeta gráfica”.